Seguro sobre la vida: Quiebra del Tomador

La prestación del asegurador deberá ser entregada al beneficiario, en cumplimiento del contrato, aun contra las reclamaciones de los herederos legítimos y acreedores de cualquier clase del tomador del seguro. Unos y otros podrán, sin embargo, exigir al beneficiario el reembolso del importe de las primas abonadas por el contratante en fraude de sus derechos.

Cuando el tomador del seguro sea declarado en concurso o quiebra, los órganos de representación de los acreedores podrán exigir al asegurador la reducción del seguro.

Para determinar estos conceptos de concurso y quiebra es preciso tener en cuenta lo dispuesto por la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

Compartir: